jueves, 15 de noviembre de 2007

Discriminado

Yo soy culpable de tener 37 años y estar soltero y sin hijos. Fue sin querer. Y queriendo, por qué no. ¿Y qué? Sin embargo, gracias a esta “condición” he sido discriminado y quiero expresarme al respecto. Si perteneces a esta casta de parias como yo, sigue leyendo y mírate en este espejo. Si por el contrario eres del Kux-Kux-Klan de los "casados-y-con-hijos" que nos aplasta con sus ácidos (y envidiosos) comentarios, lee para que recuerdes un poco de lo que una vez fuiste.

Toda esta perorata viene a santo de que la semana pasada hice un comentario sobre mi estrés y mi cargada agenda (esa que no me permite publicar en el blog tan a menudo). Alguien me preguntó, a raíz del desafortunado comentario, que cómo era posible que yo, soltero y sin hijos, sintiera estrés. Ese alguien, evidentemente, está casado y tiene dos muchachitos tan majaderos como él. He recibido esta acusación tantas veces en la vida, que siento que debo explicar al mundo lo que nuestra clase, tan incomprendida, sufre con las múltiples discriminaciones recibidas:

Primero, según algunos, yo tengo un “apartamento de soltero”. El tono envidioso con que lo dicen delata lo que su mente barrunta. Hablan de mi apartamento como si fuera una especie de bar-disco club, hediondo a nicotina, con prendas íntimas por dónde quiera, como de un matadero donde cada noche se cometen al menos tres pecados capitales. Acabo de llegar del trabajo, y entre fregar la loza de hoy, cocinar lo de mañana, doblar la ropa y pagar las cuentas, sin nadie que me ayude, no hay tiempo para siquiera pensar en lo que las sucias mentes de algunos sugieren que debería ser mi hábitat. Es que ni siquiera soy amo de casa, soy esclavo de casa. Y ni empiezo a hablar de la soledad, porque tendría que abrir otro blog.

Volviendo al asunto de la agenda. Según MG, antigua compañera de trabajo, ella no sabe en qué yo invierto el tiempo. Según mi amigo PA, a mi me da tiempo “hasta para escribir”. Parece que, según el libreto, un soltero como yo solo trabaja, duerme, come, descome y se divierte. Quiero decir que ser soltero y sin hijos no significa ser desenfrenado, despreocupado y desorganizado. Si bien es cierto que no tengo que hacer tareas con los niños ni dedicarle tiempo de calidad a mi pareja, también lo es que las labores no se dividen, son toditas mías.

Luego está el asunto de las Bodas. ¿A usted se le ocurriría agarrar un micrófono y empezar a llamar al centro del salón de baile a todos los gordos o todos los enanos? “Vengan a la pista todos los gordos, ven, Rosita, que tú eres obesa” “Ven, Antonio, que tú no mides ni cinco pies”. Pues así mismo: “Que vengan los solteros” y entonces, cuando uno ya es solterón como yo, la gente se ensaña y lo llaman a uno por su nombre y apellido, cual acusado ante una corte. Y ahí me tienen, quince carajitos cuya edad media es 22 años, incluyendo al primito de la novia de trece años… y yo, con mi calva brillosa, en el centro, dizque para agarrar una jodida liga. Eso si no es que ya me fui de la fiesta justo después del buffet para no hacer el papelazo. Lo sé, soy un desadaptado social, pero eso ya viene incluido en el paquete de discrimen, así que me da igual.

Si uno es organizado en la casa o en su closet, son cosas de la “jamonería”, independientemente de que uno fuese así desde chiquito. Si uno es detallista con los cumpleaños y las ocasiones especiales de los demás, eso es que está ocioso y no tiene más nada que hacer. Carajo, como si ser ordenado y detallista no fueran características positivas. Si uno gusta del cine y asiste con asiduidad, eso es que está tirando el dinero para arriba (mi dinero, por cierto). Y entonces llega uno al cine y está lleno de parejitas. ¿En qué quedamos?

El caso más típico es el del cumpleaños, o acaso el 31 de diciembre entre uvas y cañonazos, en el que el deseo común es que encontremos aquella pareja legendaria, llena de tantos atributos que mientras la sigamos esperando, seguiremos solteros. Nadie nos desea salud, riqueza, éxito profesional, todo se supedita a "bueno, este sí es verdad que tiene que ser el año tuyo". Doña, todos son míos, así lo decidí hace tiempo.

Que no se nos ocurra cargar un bebé ajeno, pues aunque tenga media hora feliz y plácido en nuestros brazos, solo hace falta un lloriqueo bajito y breve para que los 'discriminadores' (sean los padres del bebé o no) se expresen de esta manera (dirigiéndose a la criatura, mientras nos la arrebatan de un codazo): "¿Qué e lo que le paza, mi amorzito, eh? ¿Qué e'te mutato viejo no zabe atenderlo, venga con zu tía fulana", y pensamos de nuevo que somos unos inútiles y unos insensibles, mientras el bebé se desgalilla a gritos en brazos de la tía que sí lo sabe cuidar.

Para nosotros no hay baby-showers, ni despedidas de solteros, ni listas de Bodas, pero somos invitados a todas las anteriores, dejando el forro para que luego nos cojan "pena" los mismos beneficiarios y hasta nos pregunten en público "Pero bueno, ¿y tú cuándo te vas a casar?" Ah, porque somos como la res mala, la oveja negra, la mala influencia de los pobres maridos casados, el terror de las esposas que no conocen o no confían en sus maridos y temen que los sonsaquemos.
A la última que me largó este buscapiés, en una mesa en la que yo era el único soltero (y parece que eso trae mal olor o algo así), le riposté: "¿Eres feliz en tu matrimonio?". Ante su desconcierto le bombardée de nuevo "¿Verdad que no es problema mío?". Punto en boca.

Llegó la hora de la emancipación. Solteros-y-sin-hijos del mundo, uníos. Y no peleen, como yo en este mensaje, que lógicamente es otra rabieta de un solterón...

4 comentarios:

Raysa dijo...

Estoy de acuerdo con este articulo...y aunque no es que me pasa igual, no no no quien dijo, les cuento que me fascino! Porque no he tenido el placer, la oportunidad y la pagina de expresarme de esa manera...
Me gustaria conocerte porque tengo un amigo al que quiero un paqueton y se me parece tanto a ti!!! que como te explico!!!....y me uno al club...jejeje

Anónimo dijo...

Ay Simon jajajja necesito de tu permiso para darle copy paste y a tu articulo y enviarlo a tantaaa gente jaaajja.

No sabes como te comprendo y a la vez me alarmo de ver como se ha extendido esto de la descriminación a la "solteria" como si fuera un estatus que hemos decidido por voluntad propia (aunque hay casos que si, no es el mio), pues yo, con tan solo 25 años sufro de los mismos males, y los primeros que me llevan a la silla electrica en cada oportunidad es mi propia familia...muy mal.

Pero, quizas por que entiendo que aun me queda tiempo, o por las largas e intensas relaciones que he tenido, y por las que me considero en un merecido descanso, me he vuelto impermeable a esos comentarios. Pero de todos modos... GRACIAS por expresarte y sacar un ladito jocoso de esto. Aunque sé que todo lo que escribiste fue en serio.
Un abrazO!

saturnorings dijo...

Unamonos! Encended las antorchas y quememos las naves del enemigo...

O simplemente sigamos mordiendonos la lengua y sonriendo para no herir a algun@ con nuestros comentarios irònicos...de soltero.

SOY SOLTERO Y CASI JAMONETO! Y QUE?!

Gi dijo...

No se crean que es solo a los solteros sin hijos.... yo tengo 3 niñas y la gente me ve con cara de "faltosa" y siente la necesidad de casarme. En mi cumpleaños todos me desearon un "marido" pero al ver lo infelices que son algunas (casi todas) en su vida de casada solo queda exclamar... que viva la solteria.