lunes, 23 de junio de 2008

Amarcura

Como cada día lo volví a ver, pero esta vez lo veía envejecido, cansado, con una tristeza profunda, rayando en la depresión. Tenía los ojos hinchados de llorar y apenas eran las 7 de la mañana. Traté de regalarle mi mejor sonrisa, como cada día lo hacía, pero no me salía. Me quedé observándolo fijamente.

-Me duele el corazón - me dijo con la mirada muy triste, como quien suplica auxilio
-No, a ti lo que te duele es el alma –le repliqué con lo primero que se me ocurrió - Para lo primero Dios inventó a los cardiólogos.
-Y para el dolor del alma, ¿Qué inventó?
-Para eso inventó el amor. Bueno, es que El es la fuente misma del amor, y tú lo sabes.
-¿Y que pasa si a alguien le duele el alma por amor?
-Probablemente está purificando su alma, o purificando el amor, qué sé yo. Mira, el que empieza a amar empieza a sufrir, al menos eso me dijo un profesor hace casi 25 años y yo no le creí, pero la vida se encargó de darle la razón.
-Entonces ahí está el corolario: Para no sufrir deberíamos apartarnos del amor.
-¿Y no prefieres pagar este precio por lo bello que has vivido?
-Suenas como masoquista. Nadie quiere pasar por lo que yo paso.
-Tú sabes más que esto. Sufrir es estar vivo, es sentir, es como si un buen sentimiento marchara sobre ruedas en un camino y de repente choca con un obstáculo y se descarrila, ahí viene el desastre, el sufrimiento. Pero el camino sigue, o se abre uno nuevo.
-Tú y tus ridículas analogías... Pero me estás dando la razón después de todo.
-Quizás, pero esto no es lo peor que te puede pasar en la vida.
-Tú lo dices porque no sientes el pecho desgarrado de dolor como yo.
-No, lo que quiero decir es que, como dice una amiga mía, “lo peor que te puede pasar es que no te pase nada”
-¿Tú no tienes ni una idea propia? Todo lo que haces es citar lo que otro te enseñó –me dijo con una furia desconocida en él, pero que entendí.
-Precisamente, trato de aprender de cada persona y de cada relación. Lo mismo debes hacer con esta situación que atraviesas.
-Yo no quiero aprender a este precio tan caro, todo lo que quiero es que el amor regrese.
-Sabes que nunca se ha ido. Quizás las cosas no puedan volver a ser lo que eran, pero puedes luchar para que sean mejores que antes. Otros te dirían que lo mejor es simplemente soltar y seguir adelante. Pero sea lo que sea que decidas, por favor no te encierres, porque entonces sí es verdad que no vas a volver a sentir.
-Ni a volver a sufrir tampoco, ni a volver a sentir este dolor tan fuerte, ni a volver a llorar. Como era antes.
-De todos modos, te pregunto: Todo este tiempo anterior que estuviste “protegido” y sin sentir nada, ¿Dónde has estado?
-¿Que dónde he estado, me preguntas? He estado andando muchos caminos interiores, desbaratando muros, construyendo puentes, luchando batallas, conquistando territorios y venciéndome a mí mismo. Cuando me siento, agotado de tanto andar, volteo la cara y me doy cuenta de que se me han ido todos los carros y ahora ando a pie, pidiendo un aventón por misericordia.
-Ahora el de las analogías eres tú, pero te quedan mejor que a mí.
-No importa dónde he estado, lo que importa es que usualmente me tardo mucho allí y cuando regreso, ya es tarde, muy tarde.
-Sí, es verdad, se te hace tarde, pero luego, ¡Había alguien esperando tu llegada! ¡Por Dios! Somos dominicanos, la hora nunca importó. Lucha por alcanzar tus sueños. ¿Cuánto estás dispuesto a sacrificar por lo que quieres?
-¡Es que no debería tener que sacrificar nada!
-Es correcto, ojalá no tuvieras que sacrificar nada, pero debes sentirte dispuesto a hacerlo, a abandonar tu zona de confort, a arriesgarte, a luchar –me sorprendió mi propia pasión al decir estas palabras.
-Pero debo de moverme dentro de un marco de sensatez
-El amor no es sensato, si lo miras bien es una locura, pero eso es lo que lo hace hermoso.
-Tú eres bueno en las teorías, pero esto no se enmarca dentro de ningún guión.
-Y tú no estás pensando claramente. Deja que sea el mismo amor el que te guíe, no dejes que entre la duda ni el miedo en tu vida, porque cada espacio que ellos ocupan es un espacio menos para el amor. ¡Lucha por lo que quieres! Acuérdate de Benedetti: “No te salves”
-A veces creo que me estoy poniendo loco –dijo después de un largo silencio
-Tú no estás loco, ni tampoco yo –le repliqué
-Escribe sobre esto, invéntate uno de tus cuentos y que hable de la gente que ama y de la que no sabe amar –me dijo entre sollozos
Su mirada se desvió hacia un punto lejano, la mía hizo lo mismo. Cuando volteó a verme sus ojos estaban llenos de lágrimas, igual que los míos. Quién mejor que yo para entender lo que sentía su corazón, o su alma, para el caso.

Sin sentir lástima, hice mío su dolor. Quise abrazarlo, pero mis manos chocaron con el frío vidrio del espejo…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

“El amor es la mejor música en la partitura de la vida. Sin él serás un eterno desafinado en el inmenso coro de la humanidad”. (Roque Schneider)

mamapi dijo...

Amar: estar dormido, desazorado, triste, apagado, luminoso, exultante,feliz, dichoso, inquieto,nervioso,distante,celoso,romantico...estos son varios efectos del amor, pero a pesar de todo, es lo que mejor hizo Dios,y el que ama,, lo sabe
Besos

saturnorings dijo...

Amar hasta que duela, amar por que es la respuesta, amar para sanar, amar para desatar cadenas, amar, amar, amar